La boda de mi mejor amiga (parte II)

Una vez convertidos en marido y mujer se trasladaron a Concejo Hospedería en Valoria la Buena donde tendría lugar la celebración. Mientras llegábamos todos los invitados, Alvaro Sancha aprovechó para realizarles unas fotos a ellos solos en los alrededores, donde había unos campos preciosos muy típicos de Castilla y Leon.

Alvaro Sancha Fotógrafo boda España


En el cóctel pudimos disfrutar de un corner de cervezas artesanas, una tabla de quesos y de un aperitivo buenísimo. La temática de la boda decidieron que sería sobre uno de sus hobbies favoritos, el cine y las películas, así que lo primero que personalizamos fue el seating plan con nombres de películas que los novios relacionaban con los invitados que se encontraban en ella.


Cuando entramos a cenar, a cada uno de nosotros nos esperaba una chapa personalizada con una frase graciosa que ellos mismos pensaron para cada uno de nosotros y que les hicieron en monisisimo. ¡No sabéis el juego que dió! ¡¡A la gente le encantó! Además también nos regalaron un tarro de mermelada casera.

Uno de los grandes momentos de la celebración fue la entrada de los novios al comedor que hicieron con la canción Flying Free, un temazo que todos los que estábamos allí habíamos bailado, y mucho, en nuestra adolescencia. Luego no había quien nos sentase… 😉

Una vez terminada la cena llegó el momento que más me gusta a mi, el reparto del ramo. Se lo dio a dos íntimas amigas y por sorpresa también algo me toco a mí, a las 3 nos hizo muchísima ilusión. Además Víctor le dio a uno de sus mejores amigos unos novios para así animarles a que fueran los siguientes en dar el paso.

Los amigos les preparamos un vídeo sorpresa en el que cada uno de alguna forma original, les transmitía lo que les deseaba en esa nueva etapa. Abrieron el baile en el patio del concejo con la canción “Your Song” de Elton John. Estaba decorado con paneles gigantes de películas y también pusimos un fotomatón de Risbox que como siempre encantó a los invitados.

Durante el baile había un carrito de palomitas recién hechas y además, de recena, había un stand donde te hacían perritos calientes.¡Buenísimo!


Sin lugar a dudas lo pasamos como enanos y yo me fui con la sensación de haber estado y disfrutado en familia. ¿Hay algo mejor que eso?

Que les voy a desear que no les haya deseado ya… toda la felicidad del mundo es poca… aunque se que la van a tener. Solo espero seguir estando a su lado y disfrutarlo junto a ellos…

Xoxo

 

 

Sin comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    [an error occurred while processing this directive]

    ¡Suscríbete a nuestra Newletter!

    * indicates required