Los últimos preparativos y la preboda

Hace dos semanas os relate como fueron las pruebas de mi vestido de novia, incluyendo las últimas, y hoy quiero contaros como fueron mis últimos días, antes del sí quiero.

La semana antes de la boda, ya os habrán comentado varías veces, ¡es una autentica locura!. Por lo menos así fue para mí. Aunque yo disfrutaba de esa locura…

Llegue el martes a Pamplona, y el miércoles por la mañana a primera hora me fui directa a la floristería para cerrar bien todos los detalles que ya habíamos estado comentando meses antes. Después estuve de recados toda la mañana, al final siempre salen pequeños detalles que quedan pendientes y que son imposibles adelantarlos antes…¡eso es algo que debéis asumir y llevarlo lo mejor que podáis!

Por la tarde, me lo dediqué a mí. Estuve en SKINrealizándome la manicura y pedicura permanente, os lo aconsejo para que os dure todo el viaje de novios también.

¿Os acordáis del post en el no estaba del todo decidida si hacerme la manicura clásica o de color? Me estuvisteis aconsejando por redes sociales y prácticamente hubo un empate. Pues bien, al final me decante por un color rojo y ¡me encantó como me quedó!

IMG_6299

Salí de allí relajadísima, que falta me hacía, y me fui a comprar alguna cosa para el viaje de novios, y a casa directa porque estaba agotada y aún tenía que terminar algunos detalles para el sábado: jarrones de lavanda y velas para los baños, bases de corchos para los meseros, y alguna cosilla más que ya veréis en futuros post…

IMG_6100 IMG_6131 IMG_6142 IMG_6275

El jueves fue también un no parar. Teníamos que empezar a pagar a los proveedores y además comprar las chuches para montar el candy bar. Además tuvimos por la tarde una sesión con las personas que nos iban a grabar el vídeo para conocernos mejor y grabarnos algunas imágenes juntos antes de la boda. Y por la noche, mi futuro maridin tenía una sorpresa para mí. Nuestra última cita de solteros: un concierto de José Mercé que daba justo ese día en Pamplona. Me encanta el flamenco y fue el mejor regalo que me pudo hacer.

Pero ahí no acabo la cosa. Cuando terminó el concierto a las 12:00 de la noche, nos fuimos a los dos hoteles donde los invitados habían reservado habitación para el viernes, para dejarles un detallito en la habitación.

Se trataba de una mini-revista donde les dábamos la bienvenida y les proponíamos planes para todo el fin de semana. ¡La gente lo agradeció un montón!

IMG_2468 - copia IMG_2461 IMG_2450 IMG_2454 IMG_2474

Fue algo que ya tenía claro que quería hacer desde el principio, pero no sabía quién me podía ayudar a enmaquetarlo, e investigando por Internet vi que otra bloguera, de la que soy seguidora, también había hecho algo parecido, así que le pregunté por su proveedor, pero al final me decante por pedírselo a los mismos que me habían hecho las invitaciones INVITARTE. ¡Menudo acierto! porque Cesar lo dejó precioso y estoy encantadísima de haber contado con ellos.

El viernes tocaba también un día duro, porque como yo quería hacerlo todo y tener una boda muy personal, tuvimos que ir a las bodegas donde nos casábamos a montar todo. (Si, una locura, mi consejo es que contéis con la ayuda de una Wedding Planner sin lugar a duda ;))

He de decir que maridin se comportó como un auténtico jabato y estuvo dando el callo conmigo durante toda la mañana.

IMG_6335 IMG_6111 IMG_6188 IMG_6332

Incluso estuvimos probando donde poner el candy bar…

IMG_6350

A media mañana apareció también mi padre por allí para echarnos una mano y cuando terminamos todo a las 15.00 de la tarde fuimos a comer un bocata y a descansar porque por la noche teníamos la preboda con la gente joven que venía ese mismo día.

Habíamos reservado un espacio, para mí, único en Pamplona. Un mesón que se llama el Caballo Blanco, y está situado en uno de los rincones con más encanto del casco urbano de Pamplona, para llegar hay que pasar por la Plaza de San José y la Catedral, así que además la gente podía conocer un poco el casco histórico de la ciudad

Iba a ser un picoteo informal pero el dueño, que se encargó de todo incluso de la decoración, lo dejó precioso e incluso yo al verlo me emocioné, no pensé que tendría una preboda tan bonita. Como era al aire libre, se pusieron unas mantas en cada silla para que si se necesitaba la gente se tapase y no pasara frío…

IMG_6417 IMG_6408

IMG_8905.JPG

IMG_6390 IMG_6402 IMG_6392

¡De lo único de lo que me arrepiento es de no haberme hecho más fotos y mejores!. Me lo estaba pasando tan bien que no me di ni cuenta de que pasaba el tiempo. Estaba convencida de que me iría pronto para descansar, incluso me puse una hora: la 1:00 de la mañana, pero llego la hora y no quería irme y pensé que era un momento único que no iba a volver a vivir así que me quedé unas horas más y a las 3:00 de la mañana llegué a mi casa de mi abuelo donde me vestiría al día siguiente y me fui rápido a la cama.

Sorprendentemente, seguía sin estar nerviosa y después del tute de los últimos días caí redonda al segundo. Lo bueno de una boda de tarde es que no tienes que madrugar, venía la peluquera al día siguiente a la 13:30, así que tenía una mañana entera para dormir…

Continuará…

Xoxo

Consejo del día: “El único deber es el deber de divertirse terriblemente” Oscar Wilde

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete a nuestra Newletter!

* indicates required